Aunque hay indicios de una mejoría económica, la persistencia el desempleo, y  los efectos de los cambios en materia fiscal no sugieren una recuperación banccosignificativa de la demanda interna, aseguró el Banco de México.

Se dieron a conocer  las minutas sobre la decisión de política monetaria, el instituto central reconoció que la actividad económica del país mostró un bajo dinamismo en el primer trimestre de 2014.

En el periodo enero-marzo, los miembros de la junta de gobierno del banco central nacional, coincidieron en que se observó una expansión económica menor a la esperada hace meses

Aunque no hay factores internos que no han permitido una recuperación vigorosa en la actividad productiva.