Entre 2010 y 2012 aumentó la pobreza en México, de 52.8 millones a 53.3 millones de personas. Agregando, 40.7 millones de habitantes vulnerables para llegar a ese estado, por no contar con ingresos dignos o por no tener acceso a la educación, salud, vivienda o seguridad social.

Tal parece que estamos como los cangrejos en un retrocesos pues en 2010, la población vulnerable fue de 38.8 millones de personas, 1.9 millones de personas menos que el año pasado.

Otro punto del estudio alarmante de la Medición Multidimensional del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el sector más afectado por el aumento de la pobreza fue la menor de 18 años, que vive en zonas urbanas y adultos mayores, debido a su rezago educativo y falta de oportunidades laborales.

Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Consejo, afirmo que “a México le falta mucho por hacer en crecimiento económico, en reducir la informalidad y aumentar la productividad; ya que la pobreza va más allá de la política social y no nos ha ido bien en el tema económico”. Agrego  que las mayores coberturas básicas, como las transferencias gubernamentales y monetarias, ayudaron a paliar el problema de la pobreza, pero se deben aumentar los salarios.

De acuerdo con el Coneval, entre 2010 y 2012 aumentó la población que tiene ingresos por debajo de la línea de bienestar, lo que equivale a  mil 125 pesos por persona al mes en zonas urbanas y en 800 pesos en zonas rurales.

Tags: