Estados Unidos continua paralizado por grandes acumulados de nieve y hielo provocados por un vórtice polar, que perdió fuerza pero dejó a su paso al menos 21 muertos en los últimos días, así como una impresionante vista de las cataratas del Niágara congeladas.

A pesar del frío extremo, los turistas pueden acceder a la zona y admirar el impactante paisaje que ofrecen las cataratas del Niágara congelada.web_cataratas-de-_big_ce

El frente glacial impactó desde el domingo pasado el medioeste y el noreste de Estados Unidos, así como el sureste canadiense con intensas ventiscas, nevadas y heladas.

Las autoridades estadunidenses reportaron al menos 21 fallecimientos en los territorios de Michigan, Misuri, Chicago, Ohio, Indiana y Alabama por hipotermia.