Una cifra alarmante para el país ya que el 95 por ciento de los municipios del país son vulnerables a los desastres y solo 1.3 por ciento cuenta con un sistema de alerta temprana