Lo más fuerte son las imágenes que circulan en las redes sociales, donde el animal es destazado lentamente ante la mirada de cientos de niños