Paul McCartney ha confesado su admiración por el grupo juvenil One Direction declarando que son guapos y, como los Beatles, gustan a las chicas.