El anuncio lo hizo el secretario John Kerry en una conferencia de donantes en Kuwait, parte de un esfuerzo de la ONU de recaudar 6.500 millones de dólares