Algo que sorprendió en México, es que siete de cada 10 empresas usa software pirata con prácticas como la descarga de programas de cómputo ilegal a través de Internet, según la BSA México.