El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, declaró que la intención de mandar a litigio la marca es rescatarla y sacarla de la quiebra mercantil.