Monte Alejandro Rubido declaró que el líder templario murió tras recibir varios disparos en un enfrentamiento en Querétaro.