En entrevista para el diario El Universal Eduardo Quijano, académico del ITESO, informo sobre las consecuencias del uso excesivo de las redes sociales.

Afirmó que el uso de  Twitter y Facebook es una nueva condición cultural, pero su empleo compulsivo puede desencadenar problemas psicológicos.44863ffe0df55e1178741dcab679a5ec9055520e

El coordinador de la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) señaló que este tipo de acciones son parte de nuevas formas de estar conectado con otros y son un factor de socialización indispensable.

El uso de estas redes sociales en internet forma parte de las condiciones culturales del siglo XXI, y deben entenderse así, como en su momento fue considerado el uso del teléfono, la televisión o la radio.

Pero  advirtió que la consulta excesiva de las actualizaciones de las redes sociales tiene consecuencias negativas como no enfocarse o concentrarse en el trabajo, en la escuela o en otro tipo de responsabilidades.

“Los médicos han detectado que quienes padecen el síndrome de dispersión se dispara con el uso compulsivo de la tecnología” , afirmo

“Para muchas personas que están en las redes sociales más que una sensación de envidia, es triste ver las publicaciones de otros porque se dan cuenta que no tienen las mismas opciones” , agrego

“Con la vida cercana porque entienden que lo mejor de la vida se ha desplazado a un espacio virtual mucho más grande, con más emociones, con risas y sonrisas, de ser aceptado y reconocido” , finalizo