Se llevo a cabo una degustación pública en Londres, donde un grupo de científicos sirvieron la primera hamburguesa de carne cultivada en laboratorio a partir de células madre de res.

El platillo  fue degustada en plena rueda de prensa con expertos liderados por Mark Post, de la Universidad de Maastrich, sacó adelante este proyecto, con valor de más de 300 mil dólares aportados por Sergey Brin, cofundador de Google.A partir de células madre de vaca, los científicos consiguieron multiplicar sus muestras tras alimentar con nutrientes las células y acelerar su crecimiento mediante sustancias químicas.

Luego de tres semanas de proceso continuado, obtuvieron más de un millón de células madre que fueron apartadas en pequeños recipientes donde se fusionaron hasta formar minúsculas tiras de músculo.