La cantante,  ingreso al centro The Meadows, en Arizona, a principios de este 2014, entró a la clínica no porque tuviera problemas con drogas, así lo dio a conocer la revista People.

“Selena pasó tiempo en el Meadows voluntariamente, pero no por abuso de sustancias”, declaro un representante de Gomez a People.selena_gomez

Aunque, otros medios aseguran que la actriz decidió entrar a un centro de rehabilitación por tener problemas de alcohol, mariguana y medicamentos de prescripción (Ambien, utilizada para combatir el insomnio), debido a la influencia de excesos de Justin Bieber durante el noviazgo con Gomez, según informó el sitio web TMZ.

Semanas antes de su ingreso a The Meadows, la cantante canceló su gira en Australia y Asia.

“Es claro para mí y para mi gente cercana que, tras muchos años de poner mi trabajo como prioridad, necesito pasar tiempo conmigo misma con el fin de ser la mejor persona posible”, dijo en un comunicado.

El tratamiento que siguió   Selena se sometió está diseñado para jóvenes entre los 18 y 26 años, llamado DAWN, y da solución a problemas de dependencia de sustancias, dinámicas familiares, prevención de recaídas, traumas y salud mental.