La cuna de EPN se va con Morena

Atlacomulco, el corazón de la élite priista que llevó a Enrique Peña Nieto a Los Pinos y que ha gobernado el Estado de México por nueve décadas, la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sabe a reclamo.

Los resultados del conteo rápido y las encuestas de salida fueron apabullantes desde el principio: el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, marca una tendencia irreversible con una votación –a nivel nacional– de al menos del 53 por ciento. Un resultado histórico. La izquierda hizo historia en México. El PRI también, pero con su hundimiento: hasta Atlacomulco perdió.

La caída del PRI se germinó en todo el país. El fracaso del Revolucionario Institucional llegó hasta uno de sus municipios más sensibles y emblemáticos: Atlacomulco de Fabela.

De acuerdo con los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) –al corte del 70 por ciento de las actas capturadas–, el candidato a Presidente Municipal de la coalición “Juntos Haremos Historia”, José Martin Roberto Tellez Monroy, va a la delantera con un 49.9 por ciento, sobre el priista Joel Huitrón Colin, que tiene el 30.1 por ciento.

En las diputaciones locales, la representante de Morena, Julieta Villalpando Riquelme, aventaja con 38.3 por ciento a su contrincante, la alcaldesa con licencia, la también priista Ana María Chimal Velasco, quien alcanza el 26 por ciento.

Atlacomulco de Fabela es un municipio ubicado al noroeste del Estado de México reconocido porque congrega la “alcurnia priista”, de la cual han emanado los mandatarios mexiquenses que, desde 1942 con Isidro Fabela Alfaro, han gobernado esa entidad federativa. De acuerdo a politólogos e historiadores, Fabela Alfaro fue el fundador de este grupo, dejando la batuta a Carlos Hank González –Gobernador del Estado de México de 1969 a 1975–, en tanto que Enrique Peña Nieto, es señalado como el heredero de esa asociación.

El rezago se observa a los pocos minutos de adentrarse en la población. Sus calles escarpadas y llenas de baches se hacen visibles luego de recorrer un kilómetro de la avenida principal.

Los residentes confirman las carencias: malas condiciones en el alumbrado público, drenaje, la falta de empleo y el azote de violencia en la comunidad son las demandas que manifiestan los ciudadanos entrevistados durante la jornada electoral.

Elizabeth Ruiz Cruz , del ejido San Luis Bora en Atlacomulco, renta una parcela en la que siembra maíz. Con sus botas de plástico lodosas, listas para trabajar la tierra, toma un ligero descanso y acude a la casilla a votar.
Ahí, entrevistada por este medio, la mujer no quiere culpar a la actual administración, pero reconoce que “los apoyos no bajan a la gente” y destaca que los campesinos han sido abandonados por las autoridades municipales que “se olvidaron” del campo mexicano y sus trabajadores.

La regularización de tierras es una problemática y constante en este municipio, dice la entrevistada, “requerimos de la regularización de los terrenos, apoyos de la sequía, de mejores gestiones, pero no hay nada”.

Con información de Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *