Alfonso Navarrete se disponía a ingresar a la Plaza Antara sin elementos de seguridad, cuando un sujeto se le acercó y lo despejó de su reloj,con valor de nada más y nada menos que 300,000 pesos.