BlackBerry anuncio este viernes que prevé reportar una pérdida de casi 1,000 millones de dólares en segundo trimestre fiscal, y el recorte de unos 4,500 empleados.

La empresa dijo que podría reportar una pérdida por operaciones de unos 950 millones a 995 millones de dólares para el trimestre terminado en agosto, debido a un cargo que requiere para la reestructura de su negocio, y un “entorno de negocios cada vez más competitivo”.

Añadió que reducirá el número de smartphones que ofrecerá, a cuatro de los seis actuales.

El estancamiento del  sistema operativo Blackberry 10 estaba destinado a ser salvador del fabricante de teléfonos inteligentes, pero las ventas han sido profundamente decepcionantes.

Eso ha impedido que BlackBerry resucite su posición alguna vez dominante en el mercado de smartphones, la cual ha menguado más rápidamente a medida que Apple, Google e incluso Microsoft la han superado.