Hoy en día, la mujer está llena de preocupaciones, no solo tenemos obligaciones en el trabajo, en la casa, con la familia, tenemos un bombardeo de belleza en todos los medios posibles y es por esto que se vuelve una constante idealizada la de  mantenerte en forma, sana y por supuesto que una piel radiante y joven sería la cereza del pastel.

Pues bien, todo esfuerzo tiene su recompensa, así que, comienza a implementar en tu vida rutinas que hagan posible tener una piel saludable y estos 10 consejos serán grandes aliados para el resultado final.

El agua ha sido considerada por mucho tiempo como el tratamiento natural más efectivo para cualquier problema de la piel debido a que es alcalina, le da elasticidad, la limpia y previene la resequedad en muchos casos. Previene la deshidratación que produce sebo o grasa. Tu piel necesita agua para que funcione mejor, por lo tanto  una ingesta diaria de 6 a 8 vasos de agua natural es sumamente necesaria, importantísimo no hacer equivalencias con el café de la mañana, el jugo o el agua de jamaica que tomaste durante la comida, los 6 u 8 vasos de agua natural, son adicionales.

Controla Tu Dieta

La mejor recomendación es simplemente seguir una dieta nutritiva que contenga una buena cantidad de frutas frescas, verduras de hojas verdes y también fibras. Evita los lácteos en su mayoría, sustituye las nueces por almendras, aprende a combinar tus alimentos para que puedas digerirlos y el proceso digestivo sea más rápido. La combinación perfecta en cada comida es una porción de proteína (carne, queso, pescado, pollo o pavo, huevo, nueces), verduras y vegetales sin límite, cereales (2 porciones máximo), grasas, ideal un cuarto de aguacate o una cucharada de aceite de oliva y entre comidas busca tener a la mano pepinos, zanahorias, almendras. Aveces se nos complica tomar 5 alimentos al día que son los ideales, pero aun cuando solo puedas tomar 2 o 3, la clave está en no dejar pasar más de 4 horas entre alimentos.

Ten en Cuenta los Exfoliantes

Muchos expertos dicen que exfoliar tu piel es otra gran manera de alcanzar una piel hermosa. Por lo tanto, trata de invertir en un buen exfoliante para el cuerpo o “loofah”, como se llama comúnmente, ya que éste elimina las células muertas de la piel. En consecuencia, esto debe ser realizado una o dos veces por semana de manera de liberar a la piel para que pueda respirar. Más aún, los exfoliantes ayudan a prevenir la encarnación del vello.

No obstante, es necesario evitar el uso de cualquier exfoliante para el cuerpo sobre la piel de la cara. La razón principal de esta precaución es que el tejido facial es más sensible y delicado que los tejidos del resto del cuerpo.

Una Rutina Saludable para el Cuidado Facial

Cuando se trata del cuidado de la piel del rostro, introducirse en una rutina saludable de belleza no está nada mal. La limpieza, humectación y tonificación de la cara dos veces por día es ideal. Cuando te limpies, no te olvides de la zona del cuello, incluyendo tu cara. Luego aplica un humectante o crema para el cuello.

Antes de ir a la cama de noche, recuerda siempre quitarte el maquillaje. Limpia tu piel antes de dormir, no importa qué tan cansada te sientas. Durante la noche, la piel atraviesa un proceso de eliminación y no puede respirar de manera apropiada si la cubres con maquillaje, aun cuando solo uses polvo o rubor.

Cuando se trata de afeitarse, los hombres podrían experimentar erupciones. Para muchos, estas erupciones disminuyen su auto-estima, pero esto en realidad no es un gran problema para tener en cuenta. Existen muchas maneras de evitar erupciones. Quizás una de las mejores es asegurarse que cuando uno se afeita, los trazos de la hoja de afeitar sigan la dirección del crecimiento del vello. ¡Simplemente es eso!

Cuando se trata del cuidado de la piel, los pies a menudo se descuidan. Entonces, si no encuentras tiempo para ir a un pedicuro profesional, trata de llenar un recipiente o palangana con agua tibia y agrega tu aceite esencial favorito. Moja tus pies durante alrededor de quince minutos. Luego, sécalos y aplica un removedor de piel áspero sobre ellos. Enjuágalos y sécalos bien. Y, si consideras la cosmética de tus pies, simplemente aplica un poco de crema para el cuerpo para un tratamiento reparador fácil y rápido.

Quita El Flequillo de Tu Rostro

Para muchas personas, quitar el flequillo de sus rostros durante algunas horas por día es de alguna manera necesario. El respaldo para este argumento es la creencia que esto impedirá que se formen manchas en la frente, especialmente si eres propenso al cabello graso. Se aprecia que a veces, estos depósitos grasosos en el pelo pueden ser transferidos a la piel que eventualmente desarrolla acné o cualquier otro desorden.

Evita Exponerte Demasiado al Sol

Una de las precauciones más comunes cuando se trata del cuidado de la piel es evitar exponerse demasiado al sol. Como sabrás, la exposición exagerada al sol causa quemaduras de sol. De manera que, mientras los filtros solares actúales sólo bloquean los rayos UVB y aún permiten el paso de los dañinos rayos UVA, es sabio cubrirse antes de disponerse a dar una caminata por la ciudad. Si es posible, usa un sombrero de ala ancha para mantener el rostro fuera del sol.

Aparte de considerar una dieta saludable, ejercitar tu cuerpo también ayuda a mantener tu piel saludable. Presta atención que un ejercicio apropiado no sólo mantiene tu cuerpo en forma al regular el oxígeno; también mejora el brillo de tu piel. Caminar 30 minutos al día es de gran ayuda.

Descansa lo Suficiente

Cuando una persona está estresada, la corteza adrenal convierte los andrógenos adrenales en la hormona testosterona en hombres y mujeres, que a su vez resulta en glándulas sebáceas hiperactivas. Estos andrógenos adrenales son liberados causando un cantidad doble de testosterona, causando grasitud en el rostro, mientras que otras áreas del cuerpo aún están secas debido a la deshidratación. Entonces, descansar correctamente que significa de 6 a 8 horas de sueño ininterrumpido es la mejor manera de rejuvenecer la piel.

Otros Consejos Útiles para el Cuidado de la Piel

Y existen los remedios caseros para el cuidado de la piel.

Mezclar bien clara de huevo y miel y luego aplicarlo en el rostro. Los expertos creen que este suaviza la piel y ayuda a reducir la arrugas.

Mezclar polvo de cúrcuma con leche y aplicarlo en el rostro, talla con un cepillo de cara y luego lava con agua fría, como resultado elimina el bronceado y reduce el crecimiento de vello facial.

Jugo de pepino es un excelente astringente para una piel bella y suave. Aplicar pepino en el rostro ayuda a cerrar los poros de la piel. Sin embargo, es necesario retirarlo con agua después de 15 minutos para un mejor resultado.

Aplicar Vaselina en todo el cuerpo después de ducharse. Luego, ducharse otra vez después de una hora y repetirlo dos veces al mes. Esto también mejora la condición de la piel.

La piel refleja nuestra salud.  Tus hábitos diarios se traducirán en una piel radiante y saludable. 

shallowend via photopin cc

UrbaneWomenMag via photopin cc